La importancia de los voluntarios y los familiares en los cuidados paliativos

La Unidad de Cuidados Paliativos Domiciliarios del hospital Costa del Sol y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) dobló en cuatro años el número de pacientes atendidos. Así, si en 2004 fueron un centenar, según detalló el director del área de Medicina del hospital, Javier García, en 2008 fueron 212. «Tenemos una Unidad de Cuidados Paliativos ejemplar y es una verdadera satisfacción para todos nosotros», consideró en compañía de Juan Carlos Domínguez, coordinador de Médicos de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital y la asociación, y Andrés Manuel Sánchez Cantos, jefe de Digestivo del centro. El dato se conoció en el marco del XI Curso de Formación Continuada de Cuidados Paliativos Domiciliarios-Hospitalarios, en el salón de actos de la AECC. En esta ocasión, como apuntó Domínguez, el protagonismo de los cursos recayó en la figura del voluntariado. Medio centenar de voluntarios recibió ayer información sobre el cuidado de enfermos en fase terminal y comprendió también la relevancia del trabajo social a través del control de los síntomas.  (Más info en diario SUR)