Una respuesta más humana

José Carlos Bermejo.
La sanidad debería «hacer un mayor hueco a los cuidados paliativos en el sistema y poner un límite a la medicina curativa» en las situaciones de fin de la vida, pues son «la respuesta más humana que se le puede dar a un paciente al que no se puede curar» y además «una respuesta saludable a la situación de crisis económica, por ser mucho más baratos que un proceso de ingreso hospitalario en una unidad para curar y no para paliar».  Eso defiende el director general del Centro San Camilo y el Centro de Humanización de la Salud, José Carlos Bermejo.  Los cuidados paliativos, que llegaron a España en los años 80 procedentes del mundo anglosajón, «se están desarrollando a buen ritmo en este país». España cuenta con más de 800 dispositivos de estos cuidados, distribuidos en unidades hospitalarias y no hospitalarias y en servicios de atención domiciliar. Pero son insuficientes.
(Más en EP)