Premiado un estudio del Hospital Macarena que mejora los síntomas de la insuficiencia cardiaca terminal

Internistas del Hospital de Día Médico de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen Macarena han sido galardonados recientemente por la Sociedad Andaluza de Medicina Interna gracias a su trabajo «Furosemida en administración subcutánea: una alternativa al ingreso hospitalario en pacientes con insuficiencia cardiaca terminal».
La noticia, que ha sido publicada en el portal web del Servicio Andaluz de Salud, subraya además que el director del estudio J. Salvador Alegre junto con Marisa Balsera, supervisora de Enfermería de la mencionada Unidad fueron los encargados de presentar la comunicación oral durante la celebración del último congreso de la Sociedad Andaluza celebrado en Jaén. También son coautores del citado estudio los especialitas Pedro Martínez, José Luis Royo Aguado y Miguel Colmenero.
El citado trabajo describe la aplicación de la técnica de infusión subcutánea continua de furosemida en pacientes descompensados por insuficiencia cardiaca avanzada, que junto a la mejora de la calidad de vida y los síntomas de paciente contribuye a disminuir los ingresos hospitalarios; todo ello acompañado de un alto grado de satisfacción por parte de enfermos y cuidadores.
La Insuficiencia cardiaca crónica es una enfermedad cada vez más frecuente, acompañada de alta morbimortalidad y que se acompaña de un gran número de ingresos hospitalarios en sus descompensaciones. La posibilidad de una alternativa eficaz y eficiente al ingreso hospitalario convencional como la que describe la comunicación premiada, permite abrir nuevas perspectivas al tratamiento de este cada vez mayor número de pacientes.
En este sentido, el trabajo en equipo y la continuidad asistencial con Atención Primaria, ha permitido mostrar el excelente coste-beneficio de la técnica. Los pacientes que están en situación de insuficiencia cardiaca refractaria a tratamiento diurético oral convencional, se benefician de una administración cómoda, segura y ambulatoria que permite seguir el tratamiento en sus domicilios.
Cada vez son más los pacientes que se incorporan al protocolo de tratamiento con furosemida subcutánea, una terapia que se limita a los momentos de empeoramiento de los síntomas y que es retirada una vez existe mejoría en el estado de salud del paciente.
 
Fuente: Servicio Andaluz de Salud.