Recomendaciones básicas para el cuidado integral del paciente paliativo

La Comisión de Sanidad de la UE define en 2003 los cuidados paliativos como “el conjunto de los cuidados activos dispensados a los pacientes por una enfermedad evolutiva en estado avanzado, con el objetivo de garantizar al paciente y a su familia la mejor calidad de vida posible a través del control del dolor, de los síntomas y de los problemas psicológicos, sociales y espirituales”.
Gonzalo Fermoso Álvarez, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, C.S. Alta Sanabria, nos enumera en un post un conjunto de conocimientos básicos, recomendaciones y consejos útiles para el cuidado básico del paciente paliativo. Se trata de una serie pautas accesibles para todos con el objeto de mejorar en lo posible la calidad de vida de los enfermos.
El doctor Fermoso nos recuerda que la etapa final de la vida de un paciente no es igual en cada persona. Por tanto, existen diferentes necesidades de información y ayuda. En este sentido, como siempre hemos tratado de puntualizar, la labor de los cuidados paliativos abarca desde los cuidados físicos, al entorno social y el apoyo emocional y espiritual.
Respecto a los cuidados físicos, este profesional de la medicina nos ofrece recomendaciones basadas en el cuidado de la piel, como la hidratación o la realización de masajes; de la boca, ya que los problemas relacionados pueden afectar a la comunicación; consejos relativos a atajar las alteraciones del ritmo intestinal, que suele producir estreñimiento; la falta de hidratación y la alimentación, por la disminución de la necesidad de nutrientes. En cuanto a la actividad física, el doctor recomienda no minusvalorar las capacidades del paciente a pesar de su falta de autonomía.
La calidad del sueño también disminuye. Para favorecer un buen descanso en el paciente, el doctor aconseja, entre otras cosas, ofrecer bebidas calientes o poner música relajante.
Por último y no menos importante, es imprescindible prestar atención a la situación emocional y las necesidades espirituales propias de cada paciente. Así, aumentará su bienestar. Se debe facilitar su libre expresión y respetar sus creencias.
Si quieres consultar el texto completo accede al blog de eyriesalud
Fotos: diarioelpopular.com. Blog enfermerageriatrica