SACPA con el Día del cuidador: por su visibilidad y reconocimiento

Realizan una labor en la sombra. Poco reconocida. A veces invisible. Es la figura que se echa de menos cuando falta y a quien se reconoce su trabajo cuando no está. Hablamos, como no, de los cuidadores. Ellos brindan su tiempo y cariño cada día del año a una generación que necesita atención extra. Porque “Detrás de un mayor siempre hay un cuidador”.
Bajo  este lema se celebra su día por tercer año consecutivo, una jornada con la que se pretende hacer visible su labor y dedicación a nuestros mayores y desde SACPA queremos unirnos a este reconocimiento.
En una sociedad cada vez más envejecida, en España hay más de 1 millón de personas dependientes, la figura del cuidador, en su mayoría cuidadoras de entre 31 y 60 años que dedican entre 6 y 12 horas a esta labor, resulta imprescindible.
Desde las gestiones administrativas a la ayuda para vestirse, tomarse la medicación o asearse, pasando por la alimentación, la limpieza del hogar o el entretenimiento. Son muchas las acciones que día a día realizan y que, como muestra un estudio realizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y por Lindor, termina por pasar factura a nivel físico, psíquico y emocional.
Y es que, la labor de cuidar del otro acarrea la desconexión con el entorno, la falta de tiempo libre y una sensación de estrés constante, entre otras consecuencias. Según este mismo estudio, al 60% de los cuidadores encuestados les gustaría disponer de tiempo para cuidarse, el 56% muestra interés por la realización de ejercicios y técnicas de relajación y a un 55 %  les gustaría saber decir ‘no’ ante demasiadas demandas.
A este respecto, los expertos aconsejan decir “no” en determinados momentos a algunos requerimientos que normalmente el cuidador no rechaza pero que le van agotando.
 
Más información: 
Identificar las reacciones y aceptar la situación, actitudes básicas para el control del estrés en el cuidador