El Hospital de Puerto Real (Cádiz) ha ofrecido atención paliativa en domicilio a unos 350 pacientes en 2015

La humanización de los cuidados paliativos y la dignificación del proceso de la muerte son el motor de lo que se concibe como una adecuada atención al final de la vida.
Se estima que la población susceptible de recibir cuidados paliativos en Andalucía oscila entre un mínimo de 30.000 y un máximo de 60.000 personas.
Como hemos reiterado con convicción en varias ocasiones, este tipo de asistencia debe ajustarse una visión integral del paciente y su entorno. En este sentido, el Hospital de Puerto Real (Cádiz) ha querido resaltar su labor en el último año.
El equipo de soporte de cuidados paliativos domiciliarios del Hospital de Puerto Real ha atendido a un total de 348 pacientes al final de la vida en 2015. El 50%, apuntan, han fallecido en sus hogares.
Este equipo, compuesto por personal facultativo y de enfermería, además de la asistencia a domicilio, que ha supuesto un total de 832 visitas, llevó a cabo alrededor de 128 llamadas telefónicas, como labor de seguimiento a los pacientes y sus familias. A través de teléfono, se han gestionado desde las dudas que pueden surgir al cuidador en el día a día hasta consejos terapéuticos ante la detección de nuevos síntomas.
Según fuentes del centro hospitalario, el objetivo de este servicio es proporcionar calidez y cercanía tanto al enfermo como a sus familiares durante esta etapa. Además, estos profesionales sanitarios asesoran y apoyan a pacientes ingresados en el hospital, así como a residencias de ancianos y otras instituciones de la red socio-sanitaria.
Acorde a la normativa de la Ley andaluza de Derechos y Dignidad de las Personas ante el Proceso de la Muerte, el Plan de Cuidados Paliativos de la Consejería de Salud persigue «aliviar el sufrimiento, aportar dignidad y favorecer el apoyo psicoemocional y social que cada persona necesite en función de sus necesidades».
Leer la noticia completa en La Información
Foto: mienfermeraperu.es
Slide: nosimportas.es