ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE

En este año 2021 hemos tenido en España la aprobación de la Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, de regulación de la eutanasia , el debate ha sido irregular, para muchos ha sido escaso, muy escaso. El debate sobre la eutanasia es largo, complejo, con frecuencia apasionado, en mi caso es un tema de gran interés y que he tratado de conocer a fondo. Este artículo no trata de abordar este debate sobre la eutanasia y la LORE nuevamente, al final del artículo pondré algunos enlaces que pueden ser de utilidad para esta cuestión.

Llevaba tiempo queriendo escribir este artículo cuya idea me surgió a propósito de un documental que conocí en un webinar , organizado por la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica el pasado día 13 de mayo de 2021.

DELIBERANDO EN TORNO A LA AYUDA MÉDICA PARA MORIR

era el título del webinar, os animo a verlo resultó muy interesante.


Durante este webinar uno de los ponentes usa el documental que me mueve a escribir este artículo, el título original del documental es: Before it’s too late, la traducción al castellano es el título de esta entrada: Antes de que sea demasiado tarde.

Este documental me llamó especialmente la atención por algo que no era exactamente el tema del seminario, el seminario abordaba la cuestión de las directrices previas para anticipar la muerte en el paciente incapaz, tenía un enfoque muy práctico. En el webinar no mostraron completo el vídeo y no pude hacerme un juicio correcto de los casos que se mostraban, sin embargo,  viendo el trozo que se usó, ( se expusieron dos casos de personas con demencia a las que se les administraba la eutanasia) me quedaban muchas dudas de que esas personas no fueran capaces de decidir, podía entender que su demencia era leve, y en un caso parecía más bien muy precoz.

En mi opinión las personas que aparecen pueden tener una valoración en la escala GDS-FAST entre el nivel 3 y/o el nivel 4, en cualquier caso muy lejos de sufrir una demencia severa, o en fase paliativa. En seguida me vino  a la mente el documento de Sitges:  Análisis y reflexiones sobre la capacidad para tomar decisiones durante la evolución de una demencia.

Viendo el vídeo me queda claro que las dos personas son capaces de decidir sobre la eutanasia, son capaces de expresar con bastante claridad su deseo de morir, y la capacidad de ambas personas me parece que se reconoce bastante bien, ambas muestran una capacidad cognitiva bastante conservada para la toma de decisiones de este tipo, a pesar del diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer. Creo que esta era la intención del documental, mostrar la autonomía, la libertad, de este tipo de personas cuando piden morir.

Hasta aquí todo correcto, sin embargo, quedaba una condición, el sufrimiento insoportable. Creo que, sin caer en subjetividades, el sufrimiento de ambas mujeres no está presente, no al menos en el grado que se podría esperar.

Aquí, en la valoración del sufrimiento, es donde se entiende el título del documental, ambas personas eligen la eutanasia como una forma de prevención del sufrimiento, de hecho las dos aparecen disfrutando de momentos felices, días antes de la eutanasia, las dos refieren que no quieren verse peor, no quieren llegar a la fase paliativa de su demencia, esa en la que la capacida de decidir se pierde, y donde sienten que su dignidad como personas se pierde, no quieren que sus familias sientan la carga de cuidados que, con seguridad, ellas dos van a suponer para sus familiares.

La presencia de sufrimiento insoportable en la petición de morir siempre se defiende como criterio justificativo en los debates sobre la cuestión del derecho a morir, pero en la realidad, en la práctica, con la evolución de los valores de la sociedad (la pendiente resbaladiza), el sufrimiento no está presente muy a menudo, sólo podemos reconocer la anticipación de un posible sufrimiento.


No puedo estar sola más tiempo. No puedo hacer nada. Esto no puede seguir así

En la imagen de arriba muestro un momento del documental que me parece muy significativo. En la secuencia (min. 53) se cuenta una experiencia traumática para una de las protagonistas, ella cuenta cómo una vez se perdió en su barrio y no sabía volver a su casa, entró a una cafetería y pidió ayuda a la dependienta de la foto. En el documental vuelve a recordar ese momento, se acuerda de la chica y recuerda que le ayuda siempre mucho, cuando va a comprar. En el vídeo se ve cómo le recuerda qué es lo que le gusta comprar, también le recuerda el mal momento que vivieron juntas hacía unos días, lo cuenta a la cámara y dice: «Le dí una taza de café. Estaba muy ocupada, no podía hacer mucho». Finalmente, en aquella ocasión, la mujer recordó dónde vivía.

La cara de la dependienta es muy expresiva, en ese momento la protagonista le cuenta que ha decidido pedir la eutanasia, cuando le dice que no puede seguir sola por más tiempo, que no puede seguir así. «Es terrible«….Llora y se abrazan

Fijense por un momento en qué ocurre alrededor, cuando la mujer dice que se irá para siempre, que morirá. No pasa nada, todo sigue igual, un momento de emoción y nada más.

Creo que el documental trata de mostrar la eutanasia como una herramienta de preservación de la dignidad de las personas, una visión preventiva;  apuesta por la prevención de la incapacidad en la toma de las decisiones, apuesta por prevenir la dependencia porque es indigno ser dependiente de otras personas, la eutanasia es la herramienta para este objetivo. También apuesta por la eutanasia como solución al sufrimiento que provoca la soledad, pero este trasfondo hay que entenderlo en el global del mensaje del documental, no se paran a analizarlo, no lo cuestionan, no se plantean alternativas, parece que no hay posibilidad de cuidar de alguien que sufre porque necesita ayuda o se siente solo.

Para finalizar este artículo me gustaría hacer referencia a la Ley española, a su  Artículo 5. Requisitos para recibir la prestación de ayuda para morir, cuando dice:

Si el médico responsable considera que la pérdida de la capacidad de la persona solicitante para otorgar el consentimiento informado es inminente, podrá aceptar cualquier periodo menor que considere apropiado en función de las circunstancias clínicas concurrentes, de las que deberá dejar constancia en la historia clínica

La visión del sufrimiento, de la dignidad personal, que ofrece el documental, es la misma que ofrece el artículo 5 de la ley española:  es indigno ser dependiente, es mejor no morir incapaz, es mejor prevenirlo, como si fuera una enfermedad. Esta es la lógica del «antes de que sea demasiado tarde«, actuemos con rapidez para evitar la indignidad (supuesta para algunos).

Otra vez la medicina como solución a un problema existencial, filosófico, como herramienta de una
technologica ars moriendi.


El enlace del vídeo es: https://vimeo.com/314318248/a5321f7f82

Para saber más:

Rafael Gómez García. @ragomgar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.