Investigadores españoles elaboran el Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2013

Un grupo de investigadores españoles, dirigidos por el profesor Carlos Centeno, de la Universidad de Navarra, el profesor Javier Rocafort, director médico del Hospital Centro de Cuidados Laguna (Madrid), y el profesor David Clark, de la Universidad de Glasgow, han elaborado un Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa que se presentará en el Congreso Mundial de Cuidados Paliativos, que se celebra en Praga esta semana.

Este estudio internacional, denominado EAPC ATLAS 2013, ha sido promovido por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos (EAPC) y en su diseño destaca la participación de dos prestigiosos investigadores españoles, miembros de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL).

Según este Atlas, la alta “vitalidad” de los cuidados paliativos en España contrasta con la falta de especialidad, una escasa implicación de la Universidad todavía y la ausencia de una ley nacional de paliativos

Respeto a España, el Atlas señala que después de la publicación del Documento ministerial con la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos en 2007, muchas comunidades autónomas pusieron en marcha, por primera vez, un plan regional (Madrid, Galicia, Asturias, Cantabria, Baleares, Murcia, Aragón y Andalucía). Esto ha supuesto que en estas comunidades se haya incrementado mucho el número de servicios, pasando en el total nacional de 250 servicios en 2006 a casi 400 en la actualidad. A pesar de tratarse de cifras importantes (8 programas por millón de habitantes) nuestro país sigue lejos de alcanzar niveles de desarrollo equiparables de países de nuestro entorno (16 o más programas por millón en países como Irlanda, Bélgica, Reino Unido, Suecia, Holanda, Polonia y Austria) como detalla este Atlas.

Otro dato a destacar es que en España como en Europa, la Universidad se va abriendo a la enseñanza de Medicina Paliativa y la mitad de las Facultades han puesto en marcha asignaturas para los futuros médicos. En el contexto Europeo es de destacar que en trece países se enseña ya en el 100% de las Facultades de Medicina.

Aunque los indicadores de “vitalidad“ de cuidados paliativos en España son altos y equiparables al entorno en cuanto a reuniones científicas, publicaciones, actividad de las asociaciones profesionales, etc., en España no se ha previsto todavía la creación de un Area de Formación Específica (sub-especialidad) para Cuidados Paliativos. En Europa la tendencia en este sentido es clara y la mayoría de los países de Europa Occidental ya la han aprobado (como en Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Noruega y hasta 14 países en total).

La edición cartográfica y edición completa del Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa pueden descargarse libremente

Por otra parte, el Atlas muestra una tendencia en Europa a aprobar leyes nacionales de Cuidados Paliativos que aseguren la equidad y calidad en la provisión de estos servicios. Por contra, en España la tendencia ha sido legislar a nivel regional (Andalucía, Aragón y Navarra) pero, genéricamente, sobre derechos de los pacientes en el proceso del final de la vida, no siendo leyes específicas de paliativos.

El profesor David Clark, director del Campus Dumfries y Director de la Escuela de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de Glasgow, señala que “a medida que la población europea envejece, hay un interés creciente en los cuidados paliativos y en el modo en el que los individuos recibir ayuda en el final de la vida. Este Atlas es una herramienta clave para impulsar políticas y buenas prácticas en toda Europa y para ayudar al desarrollo estratégico de nuevos servicios”.

El departamento de Geografía de la Universidad de Navarra, liderado por el profesor Juan José Pons, se ha encargado de realizar una presentación cartográfica de los resultados que resulta atractiva y está disponible libremente a través de la red y en aplicaciones para dispositivos móviles de las principales plataformas electrónicas.

La edición cartográfica y la edición completa del Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa pueden descargarse aquí.

También están libremente disponible en una aplicación electrónica llamada ICS-ATLANTES, en las plataformas de dispositivos electrónicos Apple-store y Google-play.

Fuente: geriatricarea.com

Un 20% de los pacientes ingresados en grandes hospitales precisan cuidados paliativos

Un 20 por ciento de los pacientes ingresados en grandes hospitales precisan cuidados paliativos, según ha asegurado el director de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Sant Pau de Barcelona, Antonio Pascual, durante su participación en un curso organizado por la Universidad de La Coruña y promovido por la Dirección de Asistencia Santaria del Sergas.

Allí, el experto ha recordado que este tipo de asistencia integral al final de la vida habitualmente se ha centrado en hospitales socio-sanitarios o de media-larga estancia. “Existen numerosas evidencias científicas del importante alivio ofrecido por los equipos de cuidados paliativos tanto en el domicilio como en el hospital”, ha señalado para recordar que la Sociedad Europea de Cuidados Paliativos “recomienda que existan entre 80-100 camas de cuidados paliativos por cada millón de habitantes, un equipo domiciliario por cada 100.000 habitantes y un equipo paliativo en cada hospital con más de 250 camas”.

De hecho, la Estrategia en Cuidados Paliativos del Sistema Nacional de Salud estima que entre el 50 por ciento 65 por ciento de las personas que fallecen en España necesitarán cuidados paliativos. “Todos los profesionales que atienden a estos pacientes tanto en Atención Primaria como en hospitales deben estar preparados para ofrecer estos cuidados”, ha destacado Pascual.

Además, ha proseguido, en situaciones de complejidad deben intervenir los equipos específicos de cuidados paliativos. La complejidad viene determinada fundamentalmente por situaciones clínicas difíciles como dolores y otros síntomas intensos, urgencias, crisis de angustia existencial, dificultades para el cuidado familiar o conflictos éticos.

Asimismo, durante la reunión ha intervenido el coordinador de la Estrategia Balear de Cuidados Paliativos y coordinador del Grupo de Espiritualidad de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), Enric Benito, quien ha asegurado que el modelo biomédico que predomina en la atención sanitaria en general, e “impregna” también los cuidados paliativos, se ha centrado fundamentalmente en los aspectos orgánicos de la enfermedad y sólo recientemente está apareciendo un interés creciente por explorar y atender las dimensiones subjetivas del proceso de enfermar y de morir.

“El ‘dolor total’ o sufrimiento, tiene aspectos que no pueden ser tratados y aliviados con los fármacos habituales. El dolor y el sufrimiento nos demandan aproximaciones e intervenciones completamente diferentes. El cambio más importante es descubrir que ante el sufrimiento no hay que actuar, no es algo que podamos resolver con un tratamiento, no responde a la categoría de los problemas”, ha señalado Benito.

Dicho esto, ha destacado la necesidad de que en el entorno de los cuidados paliativos se traten a las personas desde una perspectiva “integral”, facilitando las condiciones necesarias para que intentar que el final de la vida sea “sin dolor” y sin “miedo”.

Fuente: Europapress.es