La Universidad de Pittsburgh investiga la relación entre cuidados paliativos y mejora de la calidad de vida

En ocasiones, los cuidados paliativos se perciben como un estigma para los pacientes al final de la vida y sus cuidadores. Sin embargo, expertos han demostrado que la atención sanitaria por parte de los profesionales, especialistas o no en la materia, está directamente relacionada con una mejora en la calidad de vida de los enfermos y la reducción de los síntomas.
Estos cuidados se centran en proporcionar alivio, al margen del diagnóstico.
Según una investigación realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), existen tres resultados vinculados a la filosofía e implantación de los cuidados paliativos: la calidad de vida de los pacientes, la carga de síntomas y la supervivencia.
La base de estas conclusiones se encuentra en la revisión sistemática de 43 ensayos de intervenciones que incluyen a 12.731 adultos con enfermedades graves y a 2.479 cuidadores en el entorno de sus familias.
El experto Dio Kavalieratos, profesor asistente de Medicina en la Sección de Cuidados Paliativos y Ética Médica en la División de Medicina Interna General y artífice del estudio constata que “la calidad de vida y los síntomas de las personas mejoraron en el periodo más difícil de sus vidas”.
Kavalieratos añade que “históricamente, los paliativos se han enfocado a las personas con cáncer, pero son necesarios y eficaces en cualquier persona con una enfermedad grave, ya sea cáncer, insuficiencia cardiaca o fibrosis quística
De estos resultados no sólo se desprende la satisfacción del paciente, sino también de los cuidadores. Se concluye, por tanto, que la atención paliativa se relaciona con mejoras en la planificación previa del cuidado, el estado de ánimo de paciente y cuidador, con una menor utilización de la asistencia médica y un menor gasto en atención en Salud.
En España se estima que, cada año, unos 125.000 pacientes necesitan cuidados paliativos especializados al final de la vida, ya que el 60 por ciento puede presentar dolor, convirtiéndose en severo en un 35 por ciento de los casos.
Leer la noticia completa en Infosalus
Foto: helfensalud.com
Slide: christusmuguerza.com.mx

Recomendaciones básicas para el cuidado integral del paciente paliativo

La Comisión de Sanidad de la UE define en 2003 los cuidados paliativos como “el conjunto de los cuidados activos dispensados a los pacientes por una enfermedad evolutiva en estado avanzado, con el objetivo de garantizar al paciente y a su familia la mejor calidad de vida posible a través del control del dolor, de los síntomas y de los problemas psicológicos, sociales y espirituales”.
Gonzalo Fermoso Álvarez, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, C.S. Alta Sanabria, nos enumera en un post un conjunto de conocimientos básicos, recomendaciones y consejos útiles para el cuidado básico del paciente paliativo. Se trata de una serie pautas accesibles para todos con el objeto de mejorar en lo posible la calidad de vida de los enfermos.
El doctor Fermoso nos recuerda que la etapa final de la vida de un paciente no es igual en cada persona. Por tanto, existen diferentes necesidades de información y ayuda. En este sentido, como siempre hemos tratado de puntualizar, la labor de los cuidados paliativos abarca desde los cuidados físicos, al entorno social y el apoyo emocional y espiritual.
Respecto a los cuidados físicos, este profesional de la medicina nos ofrece recomendaciones basadas en el cuidado de la piel, como la hidratación o la realización de masajes; de la boca, ya que los problemas relacionados pueden afectar a la comunicación; consejos relativos a atajar las alteraciones del ritmo intestinal, que suele producir estreñimiento; la falta de hidratación y la alimentación, por la disminución de la necesidad de nutrientes. En cuanto a la actividad física, el doctor recomienda no minusvalorar las capacidades del paciente a pesar de su falta de autonomía.
La calidad del sueño también disminuye. Para favorecer un buen descanso en el paciente, el doctor aconseja, entre otras cosas, ofrecer bebidas calientes o poner música relajante.
Por último y no menos importante, es imprescindible prestar atención a la situación emocional y las necesidades espirituales propias de cada paciente. Así, aumentará su bienestar. Se debe facilitar su libre expresión y respetar sus creencias.
Si quieres consultar el texto completo accede al blog de eyriesalud
Fotos: diarioelpopular.com. Blog enfermerageriatrica

Xavier Gómez-Batiste: “El cambio de paradigma del siglo XXI es una atención paliativa global, no sólo centrada en el cáncer”

Esta semana destacamos la atención que han prestado dos medios de comunicación andaluces a la visita del Doctor Xavier Gómez Batiste al Hospital de Jerez. Oncólogo y director del obsevatorio Qualy de Barcelona, está considerado como uno de los profesionales médicos más relevantes en la especialidad de cuidados paliativos. Ha impartido en este centro hospitalario un seminario sobre la materia. Director de la Cátedra de Paliativos de la Universidad de Vic, es también experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en esta disciplina. En respuesta a las preguntas de los medios, Gómez Batiste ha abordado, entre otros temas, lo que denomina “el cambio de paradigma del siglo XXI” en atención paliativa.
Analiza la situación remontándose al siglo pasado, donde los cuidados al final de la vida “se centraban en atender a enfermos de cáncer con mal pronóstico a corto plazo”. Ahora, añade, “hemos comprobado que entre el 1,2 y el 1,5 % de pacientes en España necesita atención paliativa”. “Por cada enfermo que muere de cáncer, mueren dos de enfermedades crónicas evolutivas como las neurodegenerativas, las deficiencias orgánicas cardiacas, renales o respiratorias”, explica el experto. “Esto requiere ampliar la perspectiva, con el desarrollo de programas de paliativos comunitarios para enfermos de todo tipo
Al referirse a Andalucía, señala que por cada paciente con cáncer hay siete con otras patologías que necesitan una atención paliativa y no de una semana, sino durante años. “No sólo es una cuestión de asistencia y calidad de vida, sino también de eficiencia del sistema”. Como aspectos positivos en la comunidad autónoma, realza el protocolo de planificación de decisiones anticipadas o los programas de formación para médicos de familia. En cuanto a ámbitos a mejorar, los soportes psicosociales y espirituales.
Xavier Gómez-Batiste será una de las personalidades que aporte sus conocimientos en nuestra próxima gran cita: el XI Congreso Internacional de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal), que se celebrará en Sevilla del 12 al 14 de mayo. El Doctor hablará, entre otras cosas, de ‘Cuidados palitaivos y medios de comunicación’ y de indicadores en ‘Gestión de cuidados de calidad’.
En 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) le encargó la tarea de diseñar una estrategia global para que este tipo de atención sea un derecho en todo el mundo.
Leer entrevistas en La Voz del Sur y Diario de Jerez
Foto: Jose M. Saborido. El doctor Gómez-Batiste junto a la doctora Carmen Francisco, presidenta del comité organizador del XI Congreso Internacional de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos y de la Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos (SACPA).

España dobla en siete años el número de servicios de cuidados paliativos

Los servicios de cuidados paliativos en España han pasado de 250 en 2006 a casi 400 en la actualidad. Así lo destaca el nuevo Atlas de Cuidados Paliativos en Europa, elaborado por un grupo de investigadores europeos, dirigidos por los profesores Carlos Centeno, de la Universidad de Navarra, y David Clark, de la Universidad de Glasgow.

El estudio señala que después de la publicación del Documento ministerial con la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos en 2007, muchas comunidades autónomas pusieron en marcha un plan regional (Madrid, Galicia, Asturias, Cantabria, Baleares, Murcia, Aragón y Andalucía). Según el profesor Centeno, director del departamento de Medicina Paliativa de la Clínica de la Universidad de Navarra, «a pesar de alcanzar cifras importantes (8 programas por millón de habitantes) en España seguimos lejos de alcanzar niveles de desarrollo equiparables al de países de nuestro entorno».

El Atlas, promovido por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos (EAPC), ofrece una visión global de servicios, políticas y estrategias para mejorar la atención al final de la vida en 53 países europeos. La investigación concluye que la mayor concentración de los servicios de cuidados paliativos se encuentra en Irlanda y Bélgica, con casi 18-20 servicios por millón de habitantes. En un segundo grupo están, por ejemplo, Reino Unido, Suecia, Holanda y Austria, con 12-16 servicios por millón. España estaría en el tercer bloque de países, con 8 servicios por millón.

Legislación estatal

En España, como en el resto de Europa, la Universidad se va abriendo a la enseñanza de Medicina Paliativa y la mitad de las facultades han puesto en marcha asignaturas para los futuros médicos. En concreto, existen trece países donde se imparte en el 100% de las facultades de Medicina.

Sin embargo, aunque los indicadores de «vitalidad» de cuidados paliativos en España son altos y equiparables al entorno en cuanto a reuniones científicas, publicaciones, actividad de las asociaciones profesionales, etc., no se ha previsto la creación de un Área de Formación Específica para Cuidados Paliativos. En Europa la tendencia en este sentido es clara y la mayoría de los países de Europa Occidental ya la ha aprobado (por ejemplo, Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Noruega y hasta 14 países en total).

Asimismo, el Atlas muestra una tendencia en Europa a aprobar leyes nacionales de Cuidados Paliativos que aseguren la equidad y calidad en la provisión de estos servicios. De acuerdo con el profesor Centeno, «en España se ha legislado a nivel regional (Andalucía, Aragón y Navarra) y establecido leyes genéricas sobre los derechos de los pacientes en el proceso del final de la vida; no son leyes específicas de paliativos».

El profesor David Clark, director del Campus Dumfries y director de la Escuela de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de Glasgow, subraya que «a medida que la población europea envejece, hay un interés creciente en los cuidados paliativos y en el modo en el que los individuos reciben ayuda en el final de la vida. Este Atlas constituye una herramienta clave para impulsar políticas y buenas prácticas en toda Europa y para ayudar al desarrollo estratégico de nuevos servicios».

La publicación se presenta el día 30 de mayo en Praga en el marco del Congreso Mundial de Cuidados Paliativos.

Fuente: ABC.es

SATSE denuncia que no hay cuidados paliativos en el sur de la provincia de Córdoba

Redacción
CABRA. El Sindicato Profesional de Enfermería SATSE denuncia que desde el pasado 24 de abril no existen Cuidados Paliativos en el Sur de la Provincia de Córdoba, por lo que la Administración sanitaria incumple el Plan Andaluz de Cuidados Paliativos, concretamente el articulo 20 del Estatuto de Autonomía de Andalucía que dice “todas las personas tienen derecho a recibir un adecuado tratamiento del dolor y tratamientos paliativos integrales y a la plena dignidad en el proceso de la muerte”; Incumple el articulo 22 del estatuto de autonomía que dice “Los pacientes y usuarios del sistema andaluz de salud tendrán derecho a los cuidados paliativos”.
Indicando SATSE que los recortes ya no respetan “ni los derechos en el último tramo de la vida de las personas, siendo esta una etapa especial y cargada de significado, como indica la propia Consejera de Salud en la portada del plan andaluz de cuidados paliativos que hoy se incumple”. La atención sanitaria a los pacientes en situación terminal y a sus familiares, que es una prioridad social, no tiene la misma escala de valoración en el Servicio Andaluz de salud, expone SATSE, ya que mientras la ratio a seguir nos indica la necesidad de dotar un equipo de cuidados paliativos por coda 100.000 habitantes, el área sanitaria sur de Córdoba que atiende a 270.000 habitantes y debiera de disponer de tres equipos, solo dispone hoy de medio equipo desestructurado.
Cada equipo de Cuidados Paliativos, suelen estar dotados de una Enfermera, un Médico y un Psicólogo. Pero el del Infanta Margarita no cuenta con Enfermera, pese a que los cuidados paliativos los realiza este profesional, recordando SATSE que “cuidar” es función exclusiva de los profesionales de Enfermería según establece la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, que en su Articulo 7.2.a, dice “Corresponde a los profesionales de Enfermería la dirección, evaluación y prestación de los cuidados” ; por lo que con todo el respeto a la atención integral y multidisciplinar prestada por el equipo que formamos con nuestros compañeros Facultativos y Psicólogos en este campo profesional y que son necesarios para una actuación global en la difícil situación del paciente terminal y su familia, Una unidad de cuidados paliativos sin Enfermera no solo pierde una de sus tres columnas, sino la del profesional que le da el nombre de “cuidados” y quién más cerca está del paciente.

Fue la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990, quién dictó que para el alivio del sufrimiento son esenciales establecer pilares fundamentales para el desarrollo de programas de cuidados paliativos. Posteriormente la recomendación 1418(1999) del Comité de Ministros del Consejo de Europa hacía énfasis en la necesidad de reconocer y proteger el derecho a los cuidados paliativos. La recomendación Europea , 24 (2003),. Destaca la responsabilidad de los Gobiernos y Administraciones Públicas de unos cuidados paliativos accesibles. Y el actual plan andaluz de cuidados paliativos data de 2008. Denunciando SATSE que pese a semejante marco de derechos del paciente estamos como estamos.

El perfil del paciente con necesidades de cuidados paliativos, informa el Sindicato de Enfermería, o la población diana de este servicio asistencial, son pacientes con cáncer, insuficiencia cardiaca, insuficiencia hepática, insuficiencia renal, EPOC, Parkinson, Alzheimer, SIDA, y otros procesos en estado terminal que requieran dignificar fases agudas de cualquier proceso patológico.
Finaliza SATSE exigiendo no solo la contratación de una Enfermera, sino la creación de tres equipos, como ya denunció hace dos años, apuntando directamente a la creación del Área Sanitaria Sur de Córdoba como causa responsable de la situación actual, embarcada la Dirección en una obsesiva y permanente situación de recortes a costa del paciente y de los profesionales.

Fuente: elcorreodecabra.com