Guía de información sobre Cuidados Paliativos de la Consejería de Salud

La ‘Guía de Información sobre Cuidados Paliativos’ para la ciudadanía es un documento que aporta datos básicos sobre la definición y el contexto de los cuidados al final de la vida y sobre su implementación en el sistema público andaluz. Los textos han sido elaborados por profesionales de la salud y especialistas en comunicación. Editada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, está dirigida a cualquier persona interesada en saber más sobre los cuidados paliativos. Además de textos sobre la materia redactados en España y otros países, la publicación incluye los consejos de diferentes sociedades científicas. En su redacción, se contó con la participación de ciudadanos y pacientes.
La guía ‘consta de cinco apartados de fácil consulta. El primero de ellos hace referencia a la descripción de los Cuidados Paliativos, la terminología asociada, sus funciones, sus objetivos y al acompañamiento a los familiares. La segunda parte alude a la atención paliativa como un derecho fundamental de las personas. Más adelante, se describe qué tipo de información se traslada al paciente y de qué forma se comunica, así como cuestiones ligadas al tratamiento y a la Declaración de Voluntad Vital Anticipada.
El tercer y cuarto apartado abordan la valoración del equipo sanitario sobre el paciente y su entorno, los síntomas más frecuentes y las variables que pueden influir en su intensidad. También se hace referencia al control del dolor y las circunstancias adecuadas para el inicio de la sedación paliativa. Por último, en los epígrafes cuatro y cinco se desarrollan la organización y los recursos para la asistencia paliativa en Andalucía, el personal de referencia y las medidas para mejorar la calidad de vida de pacientes y familias.
En definitiva, se trata de una contextualización clara y sencilla que aporta datos tanto a las personas que se acercan a esta disciplina por primera vez como a aquellas que buscan aclarar dudas, pero “en ningún caso sustituye la opinión de los profesionales”.
Acceder a la guía completa en PDF en este enlace
Fotos: Consejería de Salud (Junta de Andalucía)

La sedación paliativa es un derecho del paciente y un deber del médico

La sedación es una disminución deliberada de la consciencia, una vez obtenido el oportuno consentimiento, mediante la administración de los fármacos indicados y a las dosis proporcionadas, con el objetivo de evitar un sufrimiento insostenible causado por uno o más síntomas refractarios, que son aquellos que no pueden ser adecuadamente controlados con los tratamientos disponibles, aplicados por los médicos expertos, en un plazo de tiempo razonable.
El alivio del sufrimiento del paciente al final de su vida requiere la sedación paliativa. Se trata de una sedación en la agonía. Cuando la sedación está indicada y existe consentimiento, el médico tiene la obligación de aplicarla.
El Grupo de Trabajo sobre ‘La Atención Médica al Final de la Vida’ de la Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) ha elaborado dos Declaraciones que abordan el derecho a la sedación paliativa y la ética de la alimentación y la hidratación al final de la vida. Ambos documentos han sido refrendados por la Asamblea General de la OMC.
Sedación paliativa frente a eutanasia
La diferencia entre la sedación paliativa y la eutanasia es nítida y viene determinada por la intención, el procedimiento y el resultado. En la sedación se busca disminuir el nivel de consciencia, con la dosis mínima necesaria de fármacos, para evitar que el paciente perciba el síntoma refractario. En la eutanasia se busca deliberadamente la muerte anticipada tras la administración de fármacos a dosis letales, para terminar con el sufrimiento del paciente.
Algunas comunidades autónomas han promulgado leyes de derechos y garantías de las personas al final de la vida, que recogen el derecho explícito a la sedación paliativa y establecen el desarrollo de programas estratégicos de cuidados paliativos que deben contemplar la capacitación de los profesionales para la práctica de la sedación paliativa, lo que, a juicio de los médicos, “resulta imprescindible para garantizar el derecho de los pacientes”.
Leer la información completa en Siete Días Médicos e Infosalus
Fotobioeticos007
Slide: Blog dosporlacarretera

Investigadores españoles elaboran el Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2013

Un grupo de investigadores españoles, dirigidos por el profesor Carlos Centeno, de la Universidad de Navarra, el profesor Javier Rocafort, director médico del Hospital Centro de Cuidados Laguna (Madrid), y el profesor David Clark, de la Universidad de Glasgow, han elaborado un Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa que se presentará en el Congreso Mundial de Cuidados Paliativos, que se celebra en Praga esta semana.

Este estudio internacional, denominado EAPC ATLAS 2013, ha sido promovido por la Asociación Europea de Cuidados Paliativos (EAPC) y en su diseño destaca la participación de dos prestigiosos investigadores españoles, miembros de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL).

Según este Atlas, la alta “vitalidad” de los cuidados paliativos en España contrasta con la falta de especialidad, una escasa implicación de la Universidad todavía y la ausencia de una ley nacional de paliativos

Respeto a España, el Atlas señala que después de la publicación del Documento ministerial con la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos en 2007, muchas comunidades autónomas pusieron en marcha, por primera vez, un plan regional (Madrid, Galicia, Asturias, Cantabria, Baleares, Murcia, Aragón y Andalucía). Esto ha supuesto que en estas comunidades se haya incrementado mucho el número de servicios, pasando en el total nacional de 250 servicios en 2006 a casi 400 en la actualidad. A pesar de tratarse de cifras importantes (8 programas por millón de habitantes) nuestro país sigue lejos de alcanzar niveles de desarrollo equiparables de países de nuestro entorno (16 o más programas por millón en países como Irlanda, Bélgica, Reino Unido, Suecia, Holanda, Polonia y Austria) como detalla este Atlas.

Otro dato a destacar es que en España como en Europa, la Universidad se va abriendo a la enseñanza de Medicina Paliativa y la mitad de las Facultades han puesto en marcha asignaturas para los futuros médicos. En el contexto Europeo es de destacar que en trece países se enseña ya en el 100% de las Facultades de Medicina.

Aunque los indicadores de “vitalidad“ de cuidados paliativos en España son altos y equiparables al entorno en cuanto a reuniones científicas, publicaciones, actividad de las asociaciones profesionales, etc., en España no se ha previsto todavía la creación de un Area de Formación Específica (sub-especialidad) para Cuidados Paliativos. En Europa la tendencia en este sentido es clara y la mayoría de los países de Europa Occidental ya la han aprobado (como en Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Polonia, Noruega y hasta 14 países en total).

La edición cartográfica y edición completa del Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa pueden descargarse libremente

Por otra parte, el Atlas muestra una tendencia en Europa a aprobar leyes nacionales de Cuidados Paliativos que aseguren la equidad y calidad en la provisión de estos servicios. Por contra, en España la tendencia ha sido legislar a nivel regional (Andalucía, Aragón y Navarra) pero, genéricamente, sobre derechos de los pacientes en el proceso del final de la vida, no siendo leyes específicas de paliativos.

El profesor David Clark, director del Campus Dumfries y Director de la Escuela de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de Glasgow, señala que “a medida que la población europea envejece, hay un interés creciente en los cuidados paliativos y en el modo en el que los individuos recibir ayuda en el final de la vida. Este Atlas es una herramienta clave para impulsar políticas y buenas prácticas en toda Europa y para ayudar al desarrollo estratégico de nuevos servicios”.

El departamento de Geografía de la Universidad de Navarra, liderado por el profesor Juan José Pons, se ha encargado de realizar una presentación cartográfica de los resultados que resulta atractiva y está disponible libremente a través de la red y en aplicaciones para dispositivos móviles de las principales plataformas electrónicas.

La edición cartográfica y la edición completa del Atlas de servicios de cuidados paliativos en Europa pueden descargarse aquí.

También están libremente disponible en una aplicación electrónica llamada ICS-ATLANTES, en las plataformas de dispositivos electrónicos Apple-store y Google-play.

Fuente: geriatricarea.com

Especialistas reivindican en Almería una acreditación para los profesionales en cuidados paliativos

ALMERÍA.- La Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos (SACPA) ha clausurado hoy su XI Congreso en Almería con la presencia e intervención de Álvaro Gándara del Castillo, presidente de Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), quien ha reivindicado ante los cerca de 200 congresistas inscritos la necesidad de redactar y aprobar una Ley Nacional de Cuidados Paliativos. El presidente de la SECPAL –sociedad a la que pertenecen unos 3.000 miembros- ha avanzado que en breves fechas mantendrá un encuentro en Moncloa con altos representantes del Ministerio de Sanidad para abordar esta y otras cuestiones que afectan al colectivo que desempeña su trabajo con enfermos de Cuidados Paliativos.

La futura ley, explica Álvaro Gándara, “ha tenido una muy favorable acogida. El Ejecutivo quiere leyes con contenido social y nos han pedido que comencemos a trabajar en ella. Queremos hacer una ley técnica que reconozca a todas las especialidades”.

Otro de los principales objetivos de la Sociedad es la consecución de la AC para Cuidados Paliativos, que acredite la profesionalidad de los sanitarios que trabajan en esta especialidad. “Es fundamental, y esperemos que se contemple en el nuevo Decreto que publicará el Gobierno antes de verano donde se reconocen nuevas subespecialidades. Queremos que una de ellas sea Cuidados Paliativos. Nos encontramos en un momento vital, por tanto, muy importante para que se reconozca el trabajo de los profesionales de Cuidados Paliativos”, ha argumentado. “Es una acreditación ante el paciente de que se está ante un especialista”, ha ahondado.

En su conferencia de clausura, el presidente de la SECPAL, ha hablado de la compasión como sentimiento ante un paciente que se enfrenta al final de sus días y quiere vivirlos con dignidad. “La compasión es uno de los valores más importantes innatos del ser humano. No me refiero a ella desde un punto de vista peyorativo ni paternalista, sino de compasión de igual a igual; conocer el sufrimiento del paciente y eso nos ayuda a acercarnos a él. Sucede que es una virtud que tiene mala prensa, pero animo a los profesionales de cualquier área de Salud a reconocer ese sentimiento y experimentar cosas que no se explican en la Facultad”.

El XI Congreso de la Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos comenzó el pasado miércoles, día 10, y se ha desarrollado en el Hotel AC de Almería. En él han participado expertos en Cuidados Paliativos de diferentes provincias andaluzas, y de las comunidades de Madrid y Cataluña.

La Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos ha escogido la ciudad de Almería para la celebración de este evento al coincidir con una fecha del todo significativa, cuando se cumple el Vigésimo Aniversario de la SACPA como Sociedad Científica que tuvo su origen en esta ciudad.

En noviembre de 1992, cuando aún no se había constituido la Sociedad como tal, se organizaron en Almería, y por primera vez en Andalucía, unas Jornadas de Cuidados Paliativos. Este hecho significó la primera toma de contacto de un grupo de profesionales sin vinculación previa alguna, pero con los mismos deseos e inquietudes de aunar esfuerzos y desarrollar los Cuidados Paliativos en Andalucía. En esta cita comenzó a surgir el germen de lo que con el transcurrir del tiempo sería la actual Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos.

Fuente:Teleprensa

«Aspiramos a que se llegue a la muerte con dignidad»

Los cuidados paliativos suponen el último esfuerzo de la medicina. Hace veinte años apenas eran una aspiración médica. Hoy día conforman unidades clínicas en los principales centros sanitarios del país. Desde hoy, unos 250 profesionales sanitarios se da cita en Almería en el XI Congreso de la Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos. José Cristóbal Caparrós, primer presidente de esta sociedad, es miembro del comité organizador del congreso.

-La Sociedad Andaluza de Cuidados Paliativos vuelve a Almería.

-Sí. Fue en Almería donde se hicieron las primeras jornadas andaluzas, en noviembre de 1992. Fue aquí donde se inscribió la sociedad. Y a los diez años, en 2003, se celebró el décimo aniversario en unas jornadas en Torrecárdenas.

-La temática es amplia. ¿En qué se va a centrar el congreso?

-Vamos a tratar todos los planos de la actuación paliativa, y de la atención a las familias y a los pacientes. Desde nuevas investigaciones hasta avances oncológicos y no oncológicos. Habrá mesas de investigación, de desarrollo en enfermería, con psicólogos y voluntarios, para tratar todas las áreas de influencia. De ahí el lema ‘Desde nuestros orígenes’. Nunca pensamos, hace 20 años, cuando apenas éramos 20 personas las que nos reuníamos en Andalucía, que íbamos a progresar tanto integrando todas las áreas de paliativos.

-¿Quiénes son los principales pacientes de un paliativista?

-El 99% son oncológicos. Pero también hay casos específicos no oncológicos, como los que padecen insuficiencia de órganos, enfermedades degenerativas, demencias avanzadas, etcétera. Pero es la parte más pequeña porque no existe una disponibilidad reglada debido a las limitaciones existentes.

-¿Por la crisis?

-Si no hubiera crisis quizá habríamos podido ampliar los equipos o el personal. Ahora estamos igual que antes. Si hay más enfermos, tenemos que hacer una labor más intensa para que no repercuta en los pacientes.

-Las familias también se ven muy afectadas en casos en los que la muerte es el desenlace inevitable. ¿Cómo se actúa con ellos?

-Los paliativistas tratan a paciente y familia como una unidad. Tras un enfermo que sufre, hay una familia que sufre. Por eso no solo hay médicos, también enfermeros, psicólogos, voluntarios… Hay una labor importante de aceptación de la enfermedad para que se vea que es un proceso natural del circuito vital.

-¿Cuáles son las aspiraciones de un paliativista?

-Que las personas lleguen al final de los días con dignidad, que la mantengan hasta la última expiración. Y que el duelo no sea patológico, sino que la familia sea capaz de mantener un duelo normal, de aceptar la situación sobrevenida

Fuente:Ideal.es